• Clientes: Agencia Coonic y Academia Gastronómica de Málaga
  • Servicio: Cobertura Audiovisual, redacción de contenidos, edición de pieza para TV y redes sociales

 

Gastronomía, turismo y cultura se funden en Málaga. Las caras más conocidas de la gastronomía malagueña se reunieron ayer para hablar de gastronomía, turismo y cultura de la provincia, en un encuentro organizado por la Academia Gastronómica de Málaga. El alcalde, Francisco de La Torre, inauguró ayer en la Cámara de Comercio el ciclo de conferencias que arrancó ayer y al que asistió más de un centenar de personas. El alcalde, que recibió la medalla de Académico de Honor el pasado noviembre con motivo del 40 aniversario de la institución, agradeció la iniciativa de la Academia y resaltó que “la gastronomía en un sector como el nuestro, en una ciudad que aspira a atraer el talento, es esencial”.

Por su parte, Manuel Tornay, presidente de la Academia Gastronómica de Málaga, aseguró que este ciclo nace para promover encuentros que permitan “divulgar conocimiento para la mejora y el apoyo de nuestra gastronomía y nuestra cultura” desde la experiencia de personas cualificadas en estos ámbitos. La periodista especializada Esperanza Peláez fue la encargada de presentar a la primera ponente del ciclo, la malagueña Mayte Carreño, directora comercial de Michelin Food &Travel de España & Portugal, quien pronunció una conferencia titulada “Michelin, prescriptor de destinos” y recordó las dos Estrellas Michelin de las que ya presume Málaga capital. “Nuestro objetivo es buscar la mejor experiencia del viajero”, resaltó.

Al evento acudieron personalidades tan conocidas en el mundo de la gastronomía como Fernando Rueda, Charo Carmona, Sergio Garrido, Manuel Medina, Víctor Pérez o José Carlos García. Tras la conferencia, los asistentes y académicos pudieron disfrutar de un cóctel ofrecido por Sabor a Málaga. Un poco de historia La Academia Gastronómica de Málaga comenzó su andadura el día 11 de noviembre de 1977 para “estar presente en cuantos foros gastronómicos se celebren en la provincia de Málaga y en Andalucía, e incluso en España, promoviendo la cocina andaluza, el buen comer y, sobre todo, haciendo una apuesta por la cocina de alta calidad y prestigio, base para el turismo de calidad”.